/* GOOGLE ANALYTIC */
Nombre:

miércoles, octubre 18, 2006

Papá, quiero que me leas un cuento.

Ésta es quizás una de las frases más comunes cuando un niño es pequeño (bueno, es muy típico de películas). Pero, ¿qué pasa cuando un padre con muy mala leche le da por escribir sus propios cuentos?

Aunque ya hace un par de semanas que volví de las tierras germanas, hay varios temas de los que aún puedo hablar. Entre ellos está un tema pendiente que nombré en el tercer post de este blog: Stuwwelpeter.

En Frankfurt, había un museo dedicado a este personaje, y aunque no pude ir, parece que solo había recopilaciones de las diferentes ediciones del libro del que voy a hablar ahora (pero que sepas Sruwwelpeter, que tenemos una deuda pendiente).

Con la ayuda del Google y de la Wikipedia, he podido encontrar información acerca del origen de dicho personaje.

Según la Wikipedia en inglés, Struwwelpeter (que traducido parece ser que es "El desaliñado Pedro"), fue un regalo de navidad del señor Heinrich Hoffmann a sus hijos. No se que cara pondrían cuando vieron el contenido de dicho libro.

En una página lei que el concepto del libro es que eran cuentos crueles que enseñan moralidad. Dicho libro contiene pequeñas historias: el ya mencionado Struwwelpeter, un niño que no se cortaba el pelo,ni las uñas y no se duchaba y por tanto nadie quería estar con él; la historia del que se chupa los pulgares (este si que tiene mala leche), o el cruel Frederick.

Una de las ilustraciones más común de este libro es esta.



Pero cuando buscaba la información sobre este tema, di con esta página, que es el mismo libro pero los cuentos están ilustrados por Bob Staake. Lo mejor de todo es que podemos leer los cuentos, ya que están en inglés y por tanto saber de que va cada historia.

Me gustan mucho las ilustraciones, como lo son estas dos.



He de reconocer que cuando me lei el cuento del niño que se chupaba los pulgares, me rei mucho con la frase que dice "And look quite sad, and shows his hands". ¿"Bastante triste" sólo? Yo no se que pensar, pero cuando leais el cuento lo entendereis.

Sobre esta historia, he encontrado este video, que usando las imagenes originales, la han animado y les ha quedado bastante bien.



Espero opiniones sobre este libro de cuentos para niños.

4 Comments:

Anonymous wailor said...

Su madre. Vaya mala leche la del tío ese. A los niños que les hayan contado esos cuentos deben haberles creado unos traumas enormes.

Y ¿qué dirá ese currante cortador de dedos cuando llegue a su casa?

- Cariño, ¿ya has vuelto? ¿qué tal el trabajo?
- Otra dura jornada. Parece que estos niños no aprenden. 20 pares de dedos he tenido que cortar hoy ¡20! ¿por qué no tendrán una sola mano esos malditos críos?

xDDDD

10:14 a. m.  
Blogger stickmanOo said...

Madre mía... y luego hablan de la violencia en animación y videojuegos cuando torturar y traumatizar a los niños ha sido siempre el deporte preferido de las culturas jajaj xD que si el hombre del saco, el coco, el velocirraptor del fondo de la despensa... jeje

Mi cuento infantil favorito:
http://www.jin-roh.net/

11:55 a. m.  
Anonymous Lufa_Tfe said...

Joe que fuerte, yo no es que fuera precisamente un angelito pero preferia un cacheton a q me leyeran esto.Con lo facil que es escribir libros agradables y mira lo que escribe el jodio.ainssss despues salimos raros y se kejan XDDD

bechitos

9:50 p. m.  
Anonymous lucia said...

Hola! buscando información sobre Heinrich Hoffmann y su famoso libro "Der Struwwelpeter" he dado con tu blog. A mi me regalaron una edición cuando era pequeña y realmente me fascinó. Estoy documentándome acerca del libro y del autor para escribir sobre ello. Gracias por la información y por el video!

2:43 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home